Información

Publicado el diciembre 15th, 2017 | Por Domingo Sanz

0

21D: Aviso al electorado

Domingo Sanz es colaborador habitual de esta casa. En su pluma, ahora sus teclas, hemos conocido a un politólogo que analiza, investiga y sobre todo, sigue peleando con los mismos principios que durante la dictadura franquista le llevaron a la cárcel.

Tiene muy claro de qué va lo que estamos viviendo ahora. Analiza y explica, con amable pedagogía a qué se deben las convulsiones que estamos experimentando. Conoce bien la democracia que ansía y que, entiende, es lo que se está defendiendo en Cataluña ahora mismo.

Consciente de los hilos, de los cuentos y de las cuentas que se nos muestran y afanado por desmontar pieza a pieza este inmenso puzzle hasta encontrar la razón del porqué no encajan. Recientemente, junto a otros investigadores que colaboran con él, halló una: el censo electoral. Cifras, sumas, restas, datos cruzados que no cuadraban. Con la colaboración de Convocatoria Cívicaformalizó su denuncia. Y su petición: la necesaria auditoría de los procesos electorales de España (todavía hoy recogen firmas). Por el momento, un reconocimiento oficial ante la evidencia de que los datos no encajaban. Sigue investigando e invita a aquéllos especialistas que tengan interés en sumarse a su proyecto.

Nos deja un mensaje para las elecciones de Cataluña: “Vigilen los censos y que reivindiquen desde ahora mismo que se publiquen en Internet las copias de todas las actas electorales” 

 

¿En qué momento decides investigar sobre los censos electorales?

Todo comienza por mi convencimiento de que, o presentamos una candidatura unitaria de izquierdas y republicana en el Senado o no hay reforma constitucional tranquila y mínimamente progresista. Y elaborando una propuesta al respecto de cara a las elecciones que se celebraron el 20 de Diciembre de 2015, me percaté de los comportamientos discrepantes de los electores ante las urnas del Congreso y Senado (entre 1977 y 2011).  Así fue como descubrí los primeros descuadres en censos electorales. Comencé esa investigación a partir de este párrafo que escribí entonces: “Antes de seguir, merece la pena reparar en las diferencias en los censos de ambas Cámaras los años 1993 (111.045) y precisamente 2011 (791). Quizás algún ministro lo explicó alguna vez, pero no sé cómo ni cuando.”

 

Fue entonces cuando comenzaste a intuir que algo no cuadraba…

Evidentemente, los descuadres detectados cuando me puse a investigar fueron más sospechosos y más al investigar los del 20D de 2015. Datos que no encajaban, igualmente, cuando investigué las “Poblaciones” o cuando comencé a contrastar con los datos que ofrece el INE.

En septiembre de 2016 elaboré un informe sobre los “errores” que aparecían en la información electoral del Ministerio del Interior. Algunos de estos “errores” siguen, a pesar de que remitimos, junto a Convocatoria Cívica el documento, y el Ministerio en base a ello, realizó una corrección de urgencia el 7 de octubre de 2016.

Y es que, el 1 de octubre de 2016, Margalida Vidal publicaba, a raíz de la investigación  en esta pieza (http://cronicaglobal.elespanol.com/politica/censo-20d-senado-da-interior-erroneo_61506_102.html) que “desde el departamento dirigido por Fernández Díaz aseguran que desconocían esta incongruencia, que no saben a qué se debe ni de dónde ha salido y que los “técnicos están estudiando el desfase con los datos para solventarlo lo antes posible”.   Señala también esta noticia que: “Este fenómeno no se produce solo en el historial de resultados del 20D, sino que en las cifras de 1993, cuando salió electo Felipe González, también se detectó esta diferencia (figuran 31.030.511 electores para el Congreso y 30.919.466 para el Senado).”

El 6 de octubre, Infolibre, publicó la noticia: “Interior admite “errores” en los censos de las elecciones del 20D que figuran en su página web” (pulse aquí para acceder a la noticia).

Respecto al CERA (Censo Electoral de los Residentes Ausentes) en la noticia de El Español se indica que: “Los datos de la web del ministerio indican que el CERA del Congreso es, en todos los casos que presentan desequilibrio, mucho más numeroso que el del Senado. En Cataluña, por ejemplo, los residentes en el extranjero inscritos en el censo para elegir los diputados son 198.881, según figura en la información que ofrece Interior. Para el Senado, 20.826.

La diferencia se compensa con el dato de los demás ciudadanos, de forma que el total es el mismo: casi 5,5 millones.”

Domingo Sanz.

 

Aquél 7 de octubre fue clave. Porque no sólo se reconocían los errores por parte del Ministerio de Interior, sino que se tomó una medida que provenía de una propuesta vuestra impulsada por Convocatoria Cívica.

 Efectivamente, como efecto colateral, gracias a la presión realizada sobre el Ministerio con la ayuda de Convocatoria Cívica se consiguió que ese mismo 7 de octubre publicaran los resultados de las elecciones del 26J, pues habían pasado más de dos meses y no los habían subido a la web. Por supuesto, hubo que exigirlos, pero gracias a ello, fueron publicados.

Será el 7 de octubre, precisamente, cuando La Vanguardia publique la siguiente noticia: “Interior atribuye a un error informático el desfase de datos del censo del 20D”.

 

La investigación se circunscribe a las elecciones generales del 20 de Diciembre de 2015, ¿crees que podría haber más descuadres en otros procesos electorales?

Tengo mucha más información de  descuadres varios relativos a todas las elecciones generales anteriores. Es un arduo trabajo que requiere de precisión, y creo que esta sería una línea de investigación que podría abordarse de manera mucho más desarrollada si contásemos con el apoyo e implicación de colectivos y de partidos políticos.

 En su última actualización (de diciembre de 2017) del informe, Sanz, señala “la necesidad de investigar específicamente el año 2000”. Concretamente hace referencia a hechos como, por ejemplo, el que señala que “en los últimos 23 años, que van de 1977 a 2000, la población total creció un 11%; en cambio, el censo electoral creció cuatro veces más, el 44%. Por el contrario, en los 15 años que van de 2000 a 2015, la población ha crecido el 14,43% mientras que el censo electoral ha crecido la mitad, esto es, el 7,48%”

 

Llama la atención cómo ha sido gracias a una organización como Convocatoria Cívica que esta investigación pudo tener resultados positivos para la democracia en su conjunto. Los partidos políticos, ¿no tienen interés en aclarar estas cuestiones?

 Es incomprensible. Pero no podemos olvidar que tal y como señalábamos en el informe que remitimos en su día, “el partido del Gobierno ya fue pillado en la Operación MAPAU, nombre que la Guardia Civil le dio a la actividad que el PP organizó en Baleares clandestinamente, durante 1999, para trasladar artificialmente un grupo de votantes incluidos en el CERA, y controlados por ese partido, al censo de la isla de Formentera. De esa manera pretendían ganar el único diputado autonómico elegible en esa circunscripción, que según los resultados podría ser decisivo para adjudicar el Gobierno autonómico al PP o al PSOE”.

 Según la nota publicada en El Español, a la que hemos hecho referencia anteriormente, “El juicio por el denominado caso Mapau llevó a la condena de tres funcionarios por el traslado de algunos votantes CERA a la circunscripción de Formentera, que, con un solo diputado en el Parlamento de les Islas Baleares, ha sido decisiva en varias ocasiones para otorgar el poder a un partido u otro”

  

De las conclusiones que sacas de esta investigación, ¿hay alguna recomendación de cara a la semana que viene, a las elecciones catalanas?

Los catalanes, que vigilen los censos y que reivindiquen desde ahora mismo que se publiquen en Internet las copias de todas las actas electorales del 21D. No se ha hecho nunca, pero es vital. La única manera de ser verdaderamente transparentes con lo básico de una democracia. A los interventores de AN, OC, ERC, CUP y JxCAT yo les aconsejaría que hicieran fotos con los móviles de todas y cada una de las actas electorales y las envíen a un único sitio, por el sistema que sea, pero a la mayor velocidad posible, donde monten ese centro paralelo de seguimiento y control de resultados. Y que por una vez se pongan de acuerdo para hacerlo juntos, no vayan a montar varios centros distintos. Que las actas son siempre las mismas.

 

 Y ¿respecto a los votos del exterior?

Mucho cuidado con los censos. Podríamos imaginar (recalco lo de imaginar) que el Ministerio podría tener la tentación de desviar a Barcelona votantes CERA de Girona, Lleida y Tarragona para que los votos independentistas fueran menos en esas circunscripciones, donde valen más, y sean más en Barcelona, donde electoralmente valen menos.

 Insisto en la necesidad urgente de reclamar desde todas partes a la Junta Electoral que se encargue del 21D que se publiquen en Internet, desde la misma noche electoral a ser posible, las copias completas de todas las actas electorales de todas la mesas de Catalunya, así como posteriormente las que correspondan al recuento del CERA

Publicado en diario16.com

Tags:


Acerca del Colaborador

Domingo Sanz

Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Principio ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Convocatoria Cívica

ACEPTAR
Aviso de cookies