Opinión

Publicado el septiembre 30th, 2019 | Por Domingo Sanz

0

Millones de vidas truncadas después,

tantas,

ha regresado el fantasma de su asesino,

y entre oropeles de legalidades vigentes,

será bien tratado,

mejor que cualquier muerto.

Millones de vidas inocentes después,

tantas,

unos cuantos jueces se han blindado,

todos en uno,

porque ninguno ha querido moverse,

de una foto sin miedo al futuro.

¿Como es posible que tanta unanimidad haya tenido que esperar tanto?

¿Quién ha sido el maldito que lo ha consentido?

¿Qué clase de confabulación oculta nos ha gobernado,

mientras tantos iban cayendo,

sin que Nadie con mayúsculas se acordara de ellos?

¿Qué es lo que nos derrotaba siempre,

cada día de nuestras propias vidas

una y mil veces?

Millones de vidas truncadas,

inocentes,

propias y después,

tantas,

seguimos muertos.

Tags:


Acerca del Colaborador

Domingo Sanz

Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Principio ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Convocatoria Cívica

ACEPTAR
Aviso de cookies