Opinión

Publicado el noviembre 27th, 2017 | Por Víctor Mengual Arrufat

1

CUPO VASCO

Es difícil explicarle a la gente el por qué, a unos, se le exige la solidaridad y el ver cómo a otros españoles privilegiados, no se le exige la misma cacareada solidaridad. Ello aparte de ser inentendible, genera una mayor concentración de riqueza en las predilectas comunidades autónomas (CC.AA.) menos solidarias. Riqueza que no se produce por la mano de Dios ni por generación espontánea, sino por la prebendas y beneficios fiscales que se les ofrecen a cargo del resto de españoles. Esas CC.AA. serán cada vez más ricas y por el contrario, las CC.AA. solidarias, cada vez serán más pobres. Estoy convencido que si se hubieran volcado tantos sacos de dinero y beneficios fiscales para el pueblo y las empresas, por ejemplo y por decir alguna, de Almería en vez de en el País Vasco, hoy Almería sería rica y el país vasco pobre

Los cupos vascos los ha pactado el Gobierno por 5 años. Es un negocio borracho para los vascos, es decir, ellos recaudan todos sus impuestos y dicen pagar solo por los servicios que el Estado les presta como son la defensa y poco más, y del resto de recaudaciones  se las quedan íntegramente sin repartir “solidariamente” entre las demás comunidades. Bueno pues,… esa INSOLIDARIDAD en forma de Cupo Vasco, es aceptada y la han votado el 80% de los diputados y, en cambio, el 90% de los españoles que han llevado al Congreso a esos mismos diputados, no la aceptan, pero da igual, sus señorías hacen lo que quieren. ¿Quién defiende la voluntad del pueblo que les ha votado?. Los políticos son sólo eso, políticos y solo velan exclusivamente por sus intereses

Además, después, vienen las trampas. Con el pretexto de la “gobernabilidad”, el Gobierno entra en un estado de cobardía y aprieta el culito pensando que si no les dan lo que les piden, les vetarán y, entonces, dicen negociar, eso de negociar es un decir, les otorgan las prebendas que los vascos les exigen. Y…,frotan la lámpara maravillosa y el genio Rajoy  les concede la mágica Ley de Presupuestos. ¡Con qué facilidad los políticos dan el dinero cuando no sale de su bolsillo!

 En fin, dinero, dinero y aquí el Gobierno gallina, no piensa en la solidaridad y dice: “Es igual. Subiré los impuestos al resto de españoles que nunca se quejan”. De aquellos polvos…estos barros.

Los presupuestos no pueden venderse al mejor postor. Los Presupuestos es el principal instrumento para poder arbitrar la fanfarroneada solidaridad.

A la palabra de solidaridad se le ha arrancado su verdadero sentido.

Buenos días, la vara de medir no es para todos igual, pero tengamos paciencia quizás algún día lo sea. Y…ahora esperemos el cupo catalán.

Tags:


Acerca del Colaborador



One Response to CUPO VASCO

  1. Paco says:

    Buenas noches.
    Totalmente de acuerdo Victor, vergonzoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Principio ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Convocatoria Cívica

ACEPTAR
Aviso de cookies