Opinión

Publicado el mayo 9th, 2018 | Por Cecilia Molinero

0

La república catalana cada vez más ficticia.

Nadie quiere elecciones porque el votante puede estar harto, tan harto que decida quedarse en casa en el mejor de los casos, y en el peor cambiar de voto, hacia una formación más moderada con respecto al independentismo.
La CUP tiene en un puño a toda Cataluña con cuatro diputados, su programa netamente de izquierda está siendo aceptado por la formación de Puigdemont, cuyos votantes son la burguesía catalana y la clase más alta ¿ volverían a votarlo? ¿pesa más el independentismo o sus intereses de clase? Para esto no los hubieran votado muchos, por muchas ganas de separarse de España que tengan.
La CUP lo tiene claro, o se hace una hoja de ruta independentista o hay elecciones. Otra cosa es lo que resulte, quizás terminen arrepintiendose todos.

Tags:


Acerca del Colaborador

Cecilia Molinero

Nacida en Larache ( Marruecos) ha trabajado en el campo de la enseñanza y la traducción, en Fés ( Marruecos ) y en Sevilla. Tiene publicado un libro: Un seductor llamado Lenin ( Fussion editorial).



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Principio ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Convocatoria Cívica

ACEPTAR
Aviso de cookies