Opinión

Publicado el febrero 1st, 2018 | Por Domingo Sanz

0

Pido protección para una cara Real.

Anoche estuve hasta altas horas con amigos compartiendo ideas dentro de la legalidad vigente. Durante el día me había sentido insultado por una noticia que repetían y repetían.

Pude ver como las pantallas enseñaban a una niña de doce años sin proteger su cara de las peores miradas, como si fuera mayor de edad.

Y pude escuchar que su padre hablaba con ella, pero el tono de su vez denunciaba la farsa. Ningún padre jamás le diría nada de esa manera a un hijo suyo al que quisiera. No podía ser que estuviera hablando con ella.

Entonces entendí lo que le decía y descubrí que ese señor lo que estaba happy wheels demo haciendo era darnos órdenes a todos nosotros, a usted también, usando a su hija como persona interpuesta.

Nos conminaba, sin vergüenza, a que sigamos sometidos a un papel escrito hace cuarenta años y bajo amenaza, entonces y ahora. Un texto que muchos millones, quizás también usted, queremos cambiar.

Si, quiero cambiar ese papel para proteger la cara de esa niña hasta que sea mujer. Y para que cuando llegue a esa belleza pueda hacer con su cuerpo entero lo que quiera. Y para que luche por la vida como las demás.

Y para que ahora pueda ser una niña.

Y para que su padre le hable siempre normal.

Tags: , 1


Acerca del Colaborador

Domingo Sanz

Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Principio ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Convocatoria Cívica

ACEPTAR
Aviso de cookies