Opinión

Publicado el junio 19th, 2020 | Por Vicenç Navarro

0

Por qué apoyé a Pablo Iglesias y a la candidatura “Un Podemos contigo” y ahora a su candidata Conchi Abellán en Catalunya

Un eslogan que caracterizó en los últimos diez años a los gobiernos -tanto españoles como catalanes- que impusieron los grandes recortes de gasto público (que dañaron tanto los servicios y las transferencias públicos del Estado del Bienestar) fue que no había alternativas a tales recortes. El país supuestamente se estaba gastando demasiado, creando un gran déficit público que era insostenible. Juan Torres, Alberto Garzón y yo escribimos un libro (Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España, Sequitur, 2011) que mostraba la falsedad de tal argumento. En lugar de congelar las pensiones para ahorrar 1.200 millones de euros, el gobierno Zapatero podría haber revertido la bajada de impuestos a las personas que ingresaban más de 120.000 euros al año, consiguiendo incluso más dinero (2.500 millones). Y más tarde, el gobierno Rajoy podría haber también revertido la bajada del impuesto de sociedades de las empresas que facturaban más de 150 millones de euros al año (que representaban entonces el 0,12% de todas las empresas), consiguiendo 5.300 millones de euros, que eran casi los 6.000 millones que consiguió al recortar los recursos para la sanidad. Tales recortes redujeron todavía más el gasto público social en sanidad, educación, servicios sociales, vivienda y muchos otros, que estaba entre los más bajos de la UE-15 (el grupo de países de la UE de semejante nivel de desarrollo económico al español).

Este libro (que había sido aprobado por la editorial de El País pero rechazado más tarde por ser demasiado crítico con la banca, y que tuvo que ser impreso a última hora por una editorial poco conocida) fue adoptado por el movimiento del 15-M como su punto de referencia en su primera manifestación en la Puerta del Sol de Madrid, mostrando a los periodistas del establishment mediático que estaban reproduciendo la falsedad de los argumentos del establishment político del país, justificando tales recortes. En realidad, ninguno de los gobiernos que los estaban imponiendo a la población había incluido en sus programas electorales el desarrollo e implementación de tales políticas de austeridad. Su comportamiento era un indicador más de su nula representatividad. El eslogan del 15-M “no nos representan” lo decía todo.

Colaboré estrechamente con el 15-M, un terremoto que tuvo gran impacto en la vida política del país. Respondiendo a la invitación de sus representantes, di clases en una plaza de Catalunya llena a rebosar, y también en la Ciutadella, frente al Parlamento de Catalunya, cuando este estuvo rodeado por el 15-M (forzando al presidente Mas a llegar en helicóptero) ante el temor de que se aprobaran los nefastos presupuestos de austeridad.

El nacimiento de la nueva izquierda transformadora

Fue así como surgió Podemos, enraizado en el 15-M. Su eslogan “sí se puede” era una respuesta al “no hay alternativas” que estaba difundiendo el establishment político-mediático, tanto en España como en Catalunya. Y era lógico que tal fuerza política nos pidiera a Juan Torres y a mí que les ayudáramos en la preparación de una propuesta de programa económico para dicha formación política. Y así lo hicimos. Se lo presentamos, y después de discutirlo, mejorarlo y ser aprobado por las distintas asambleas, se convirtió en el primer programa económico de tal formación política.

Juan Torres y yo aceptamos la invitación porque nos atrajo la línea política de Pablo Iglesias, el dirigente de Podemos, que nos pedía que diseñáramos un programa económico que fuera viable. La característica principal que se subrayaba era que no tenía sentido hacer grandes propuestas que supiéramos que no eran factibles en un futuro inmediato, como solían hacer los partidos de izquierdas más tradicionales. Su esencialismo los llevaba a hacer propuestas de máximos (como era la nacionalización de los medios de producción) que satisfacían a los que las proponían, pero que, al no ser aprobadas, no corregían los problemas inmensos e inmediatos de las clases populares, que requerían una atención urgente. La clara vocación de gobierno ha caracterizado la línea política de Podemos. El dicho “más vale pájaro en mano que ciento volando” aplicado a la estrategia política. Y parte de los conflictos internos de Podemos han derivado de este conflicto entre esencialistas (cuyas propuestas maximalistas imposibilitan la realización de las propuestas menores, pero urgentes y necesarias) y posibilistas. Este posibilismo no tiene por qué significar una renuncia a objetivos más ambiciosos, pero estos deben presentarse como parte de una estrategia aditiva de reformas más inmediatas y factibles dentro de las coordenadas de poder. Previsiblemente, el programa económico que presentamos (que fue tildado de extremista, “inspirado en la revolución chavista”) era, en realidad, un programa socialdemócrata de sensibilidad sueca, país en el que hice, ya hace muchos años, mis primeros estudios de macroeconomía.

La situación en Catalunya   

Mi implicación con Podemos en Catalunya (Podem Catalunya) surgió cuando, habiendo sido el catalán más votado en Vistalegre II, se me pidió que dirigiera la gestora que se nombró en este partido, después de que Albano Dante dimitiera un día antes de que la Asamblea Ciudadana votara masivamente en contra de su permanencia como secretario general, mostrando su disconformidad con su estrategia política (aliándose con la CUP y otros elementos más radicales del secesionismo catalán), así como con su sistema de gobierno, purgando a todos los que no estaban de acuerdo con su línea política. Su hostilidad hacia Catalunya en Comú creó un gran número de tensiones entre las izquierdas, debilitándolas. Una vez expulsado, las derechas le ofrecieron todo tipo de cajas de resonancia -desde Catalunya Ràdio a TV3- para destruir a Pablo Iglesias y a su dirección.

La gestora que coordiné tuvo que convocar las primarias para escoger al nuevo secretario general, así como dirigir Podem Catalunya durante las elecciones al Parlament de Catalunya. Me alegra que, por primera vez en la historia de Podem Catalunya, lograra poder diluir las tensiones en su seno (algo que históricamente lo había debilitado enormemente) y posibilitar las elecciones del nuevo secretario general. Y un objetivo importante de la dirección de Podemos, de la cual yo era parte, era restablecer las bases de una colaboración y unidad de acción entre los dos movimientos catalanes nacidos del 15-M. Catalunya en Comú había surgido del movimiento vecinal, y Podem Catalunya de la agitación social en contra de la clase política. Era lógico que se fuera hacia una unidad de acción. Que Xavier Domènech saliera elegido secretario general de Podem Catalunya, y también como coordinador de Catalunya en Comú, facilitó esta unidad de acción, pasando a constituirse un grupo de gobierno de tal coalición con representantes de ambas formaciones políticas, bajo el nombre de En Comú Podem.

La sorprendente dimisión de Xavier Doménech por razones personales fue un paso muy negativo, pues se reavivaron las tensiones, y en las primarias ganó la que había sido la mano derecha de Albano Dante, Noelia Bail, por solo 19 votos de los más de 6.000 emitidos, que se impuso al candidato Jaume Durall, que lideraba la línea de unidad de acción happy wheels demo con Catalunya en Comú (y que incluía distintas sensibilidades). Entonces las tensiones volvieron, hasta tal punto que, en las elecciones municipales, bajo la dirección de Noelia Bail, se presentaron candidaturas de Podem Catalunya que competían con Catalunya en Comú. Y decisión tras decisión, se tomaron sin la participación y en contra del deseo de la mayoría del Consejo Ciudadano de Podem Catalunya, la máxima autoridad de este partido entre asambleas, que abogaba por una mejor relación con Catalunya en Comú. Esto llevó a que el consejo pidiera, por gran mayoría, su dimisión, forzando unas primarias.

Por qué apoyo en estas primarias a “Un Podemos Contigo”, liderada por Conchi Abellán con el respaldo de Pablo Iglesias

Mi apoyo actual a Conchi Abellán como candidata a coordinadora general es por mera coherencia. La candidatura Un Podemos Contigo, liderada por Pablo Iglesias, de la que Conchi Abellán es miembro, era la candidatura de aquellos que estamos hartos de tantas luchas internas, tanto de Podemos como de Podem Catalunya, las cuales han sido una de las causas del debilitamiento de Podemos, hasta el punto de que en Catalunya, Podem Catalunya ha caído casi en la irrelevancia. Lo que moviliza a Podem Catalunya en el territorio catalán es Podemos. Pablo y otros dirigentes de Podemos son, pues, los que movilizan a las bases electorales en Catalunya. Sin embargo, cuando Podem Catalunya aparece en los medios es por las luchas internas que lo dividen y que las derechas y sus medios utilizan para atacar a la dirección de Podemos. Y ya han comenzado a hacerlo de nuevo, incluso antes de que se iniciaran las primarias (vean sendos artículos en ARA, “La candidata d’Iglesias perd les primàries de Podem al Parlament”, 22.05.20, y en la Vanguardia, “Noelia Bail gana las primarias de Podemos Catalunya para las elecciones al Parlament”, 22.05.20).

La dirección actual de Podemos, por otra parte, está claramente comprometida con la unidad de acción de las fuerzas de las nuevas izquierdas transformadoras. La alianza Unidas Podemos ha sido una gran alianza que ha juntado dos sensibilidades políticas distintas (IU i Podemos) pero complementarias. Y con En Comú Podem y Galicia en Común se está hoy trabajando conjuntamente frente a la enrome hostilidad de las derechas, unidad que debería existir también en Catalunya, pues las tensiones en Catalunya dañan el proyecto conjunto a nivel del Estado.

Y es precisamente esta unidad de acción la que está posibilitando toda una serie de medidas que son sumamente necesarias en un momento histórico, cuando nuestra gente está sufriendo enormemente dentro de la peor crisis económica y social que jamás hayamos vivido. La unidad hace la fuerza. La unidad no quiere decir la uniformidad, y continúan existiendo las diferentes sensibilidades, pero dentro de una unidad de acción en la que existen lazos de camaradería y fraternidad con otras izquierdas, y muy en particular con Catalunya En Comú. Todas las medidas que el gobierno de coalición ha estado aportando –todas ellas de enorme valor para mejorar la calidad de vida de las clases populares– han tenido su origen en UP y sus alianzas. Y la unidad de todas ellas ha sido fundamental para poder resistir y vencer la enorme resistencia al necesario cambio.

Por qué votaré a Conchi Abellán como coordinadora general

Conozco muy bien a Conchi Abellán. Ella ha estado siempre comprometida con Podemos y con la línea ahora cristalizada en En Comú Podem. Procede de los movimientos sociales, y trabaja en colaboración con los movimientos sociales en otras partes de España. Es claramente mujer de clase trabajadora (que la derecha define como “las clases bajas”), “charnega” hasta la médula (como las derechas catalanas definen a los de familia de inmigrantes) y tiene dosis de liderazgo, coherencia y compromiso hacia los objetivos de Podemos y Podem Catalunya, habiendo sufrido una gran represión durante la época de Albano Dante-Noelia Bail, en un primer momento. Y defendió con intensidad y coherencia los puntos de vista de Podemos y Podem Catalunya cuando fue elegida miembro de la ejecutiva de Catalunya en Comú, cuando, bajo la dirección de Xavier Domènech, hubo un acercamiento muy notable entre los dos espacios políticos en Catalunya, certificado con la compartición de responsabilidades en dicha ejecutiva. Ella y yo fuimos elegidos para aquella ejecutiva y pude ver la coherencia, el compromiso, el tacto y el sentido común de su comportamiento. Sé que la gran mayoría de los que siempre han luchado dentro de Podem Catalunya están apoyándola. Y también apoyo a Conchi Abellán porque creo que la etapa de Noelia Bail cuando fue secretaria general fue excesivamente conflictiva y las relaciones con Catalunya en Comú se deterioraron enormemente, hasta tal punto de presentar distintas candidaturas compitiendo con Catalunya en Comú en las últimas municipales. Naturalmente que hay todavía dificultades entre ambos espacios políticos, Podem Catalunya y Catalunya en Comú, pero la manera de resolverlas no es el enfrentamiento, ni tampoco ninguneando al Consejo Ciudadano elegido durante el mandato de Xavier Domènech, creando su propio aparato para saltarse el existente. Esta realidad, desconocida por muchos de los que ahora han aparecido en Podem Catalunya, es la que es necesario cambiar. Referirse a la opción liderada por Conchi como la “oficialista” –tal y como hacen los medios de derechas- es un intento absurdo de presentar la candidatura de Conchi como parte de un establishment político, manipulado por el “gran dictador” Pablo Iglesias. Es la mala leche que caracteriza a las derechas en el país y que se reproducen ahora dentro de sectores dentro de Podem Catalunya. Conchi es parte de una sensibilidad política que compitió dentro de Podemos y ganó mayoritariamente a nivel del Estado, por las razones que he expuesto en el artículo, y creo que sería bueno para Podem Catalunya que ganara aquí en Catalunya también. En realidad, el grupo parlamentario Catalunya en Comú Podem ha funcionado bien y con contadas excepciones estoy de acuerdo con la mayoría de las decisiones tomadas, que naturalmente son decididas por ambos partidos. Desmerecer esta realidad, utilizando la expresión “oficialistas”, es mantenerse en la mezquindad que ha caracterizado el reportaje sobre Podemos en los medios de derechas y que ahora se reproduce también dentro de Podem Catalunya por parte de los que quieren continuar con las tensiones de siempre. Un Podemos Contigo es la candidatura comprometida con la unidad de acción de todas las izquierdas transformadoras, responsables de que se haya mejorado ya notablemente la calidad de vida de la población española, de la cual la catalana es parte. Ni que decir tiene que otras candidaturas tienen gente valiosísima, como la tiene la candidatura de Un Podemos Contigo. Pero como ya indiqué en otras ocasiones, pido a todos y todas que consciente o inconscientemente no contribuyan a debilitar a los compañeros y compañeras que están luchando en condiciones dificilísimas para mejorar la calidad de vida de las clases populares de este país. Es fundamental que no se repita la historia de las izquierdas en España, incluyendo en Catalunya.

Tags: 1


Acerca del Colaborador

Vicenç Navarro

ha sido Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona. Actualmente es Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Pompeu Fabra (Barcelona, España). Es también profesor de Políticas Públicas en The Johns Hopkins University (Baltimore, EEUU) donde ha impartido docencia durante 45 años. Dirige el Programa en Políticas Públicas y Sociales patrocinado conjuntamente por la Universidad Pompeu Fabra y The Johns Hopkins University. Dirige también el Observatorio Social de España. Tuvo que exiliarse de España por razones políticas. Ha vivido y trabajado en Suecia (Upsala), Gran Bretaña (London School of Economics, Oxford y Edimburgo) y en EEUU (The Johns Hopkins University) donde ha sido Catedrático de Políticas Públicas. Fue propuesto como Catedrático Extraordinario de Economía Aplicada por la Universidad Complutense de Madrid y se integró a la vida académica catalana como Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona y más tarde como Catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra donde dirige el programa de Políticas Públicas y Sociales patrocinado junto con The Johns Hopkins University, en el que continúa siendo profesor. Ha asesorado a las Naciones Unidas, a la Organización Mundial de la Salud y a muchos gobiernos incluyendo: el gobierno de Unidad Popular de Chile, el gobierno cubano (en su reforma sanitaria), el gobierno socialdemócrata sueco, el gobierno socialista español, los gobiernos tripartitos y “d’entesa” catalanes, así como al gobierno federal de EEUU, habiendo sido miembro del grupo de trabajo sobre la reforma sanitaria la Casa Blanca dirigida por Hillary Clinton. Sus áreas de investigación son: Economia Política, Estado de Bienestar y Estudios Políticos. Ha publicado extensamente (24 libros traducidos a varios idiomas), siendo los más recientes el Subdesarrollo Social de España: Causas y Consecuencias. Anagrama; Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y Bienestar Social en España. Ed. Seguitur. (con Juan Torres y Alberto Garzón), Los amos del mundo. Las armas del terrorismo financiero, con Juan Torres, Neoliberalism, Globalization and Inequalities. Baywood, y Ataque a la democracia y al bienestar. Crítica al pensamiento económico dominante. Anagrama, 2015. En 2002, recibió el premio de ensayo de la Editorial Anagrama por su libro Bienestar Insuficiente, Democracia Incompleta. De lo que no se habla en nuestro país. Según la Agencia de Información Científica Internacional de la Universidad de Pensilvania (Lauder Institute of Management and International Studies), el profesor Navarro es uno de los científicos españoles más citados en la literatura científica internacional en ciencias sociales (que incluye ciencias políticas, economía, sociología, y otras). En diciembre de 2009 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Málaga, y en marzo de 2013 lo fue por la Universidad de Lleida. En el año 2014 recibió el Premio Stebbins, que se da al mejor profesor del Programa de Políticas Públicas de la Johns Hopkins University.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Principio ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Convocatoria Cívica

ACEPTAR
Aviso de cookies