Opinión

Publicado el abril 20th, 2021 | Por Ángel Viviente Core

0

Algunas preguntas en torno a AstraZeneca

  • Muertes en carretera (España 2019): 25 por millón de habitantes.
  • Consecuencias derivadas del uso de amoxiciclina (alergias con muerte, cutaneas, graves en hígado e intestino): 100 por millón.
  • Consecuencias derivadas del uso de aspirina ( gastrointestinales, respiratorias, espasmo bronquial, coagulación): 10.000 o más por millón.
  • Muertes por uso de anticonceptivos orales (trombos): 10 por millón.
  • AstraZeneca: Trombos, 1 por millón.
  • Las otras vacunas anti COVID. No se conocen más datos que los 6 casos de trombos entre mujeres vacunadas con la inyección de Janssen en EEUU y que esta semana han llevado a paralizar de momento su inoculación. ¿Serán el resto de las vacunas los únicos medicamentos sin efectos secundarios? Es raro, o es que estos datos no se dan a conocer intencionadamente.

Se estima que con cada millón de vacunaciones con AstraZeneca, se evitarían 120.000 contagios, 4.100 hospitalizaciones y 800 muertes. Es decir, la probabilidad de salvación utilizando esta vacuna es 800 veces superior a la de muertes (Agencia Europea del Medicamento), probabilidad que es inferior a la del uso de otros medicamentos y veinticinco veces inferior a la utilización de los medios de transporte para desplazarnos (¿se deberían de prohibir estos?).

Algunos datos económicos:

  • Coste dosis vacuna Moderna: 31 €
  • Coste dosis vacuna Pfizer: 18 €
  • Coste vacuna AstraZeneca: 4 €

¿A qué son debidas estas diferencias?:

  • AstraZeneca no necesita ultracongelación y se puede conservar 6 meses en frigorífico de uso normal: Gastos de distribución y conservación mucho menores.
  • Los responsables de AstraZeneca tomaron la decisión de no lucrarse durante el periodo de la pandemia y las vende a precio de coste.

La compañía que desarrolló AstraZeneca permitió que los ensayos los hiciera la Universidad de Oxford, sin preparación para este tipo de ensayos masivos, por lo que los primeros resultados fueron confusos. De ahí la montaña de dudas posterior y la facilidad de acoso por parte de los competidores.

AstraZeneca no realizó una política de comunicación adecuada, ni siquiera para defenderse de los ataques que se montaron a su alrededor, por intereses diversos.

Si se consiguiera destruir esta vacuna, la consecuencia sería muy grave, fundamentalmente para los países con menos medios, puesto que es más accesible económicamente y porque en países de África, Asia y Latinoamérica la logística necesaria sería mucho menor (no necesidad de ultracongelación). En cambio, a los laboratorios competidores, se les quitaría de en medio una amenaza importante para su negocio.

Las grandes dudas que envuelven todo este tema, los grandes intereses económicos que se esconden detrás y la falta de transparencia de la UE y de los países miembros, requieren respuestas, puesto que se está jugando con vidas y con la utilización del miedo y desasosiego de los ciudadanos, con informaciones muchas veces contradictorias y con la mayor parte de los medios amparando esas oscuridades.

Alguien, desde nuestro Gobierno, debería ser capaz de responder a todas estas dudas y cuestiones y dar verosimilitud a las acciones que se han emprendido en el programa de vacunación y en sus costes, que al final pagaremos todos los contribuyentes.

Tags:


Acerca del Colaborador

Ángel Viviente Core



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Principio ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Convocatoria Cívica

ACEPTAR
Aviso de cookies