Opinión

Publicado el febrero 17th, 2021 | Por Ignacio Trillo

0

EL OTRO MARINA

Con esta nueva entrada, llevo a cabo una pausa en la continuidad de la serie biográfica que sobre la vida y obra de la vecina de Jimena de la Frontera (Cádiz), Ángeles Vázquez León -pionera e importante memorista campogibraltareña del siglo XX- vengo relatando desde el pasado mes de agosto, y de la que se llevan publicados un total de cinco capítulos.

Está motivada por el desdichado  fallecimiento del nieto, Iván Gómez Vázquez, que nos ha dejado en la flor de la vida con veinticinco años a consecuencia de la maligna pandemia que nos asola. Con ello quiero sumarme al tremendo dolor que vive su amplia y unida familia, especialmente su desconsolada madre, Carmen Gómez Vázquez.

El joven, Iván Gómez Vázquez, fallecido el 6 de noviembre del 2020 a consecuencia del maldito Covid-19, en una imagen retrospectiva con su abuela, Ángeles Vázquez León, antes de que nos dejara el 18 de febrero de 2010, cuando se hallaba cerca de cumplir los 88 años. A continuación con su querida madre, Carmen Gómez Vázquez, el año 2015. Fotos: Carmen Gómez Vázquez.

Siendo imposible que me pudiera seguir concentrando en la citada biografía de Ángeles sin recordar este tan reciente drama, ha coincidido este desgraciado tiempo donde  nos toca un nuevo semi confinamiento con que casualmente, tras tres años de búsqueda por distintas dependencias carcelarias y registros oficiales, al fin he hallado en el Archivo Militar Togado Número 2 de Sevilla la existencia de un expediente judicial proveniente de un tribunal de guerra donde se detalla el procedimiento penal que se siguió contra el malagueño-jimenato, Antonio Marina Gutiérrez, lo que me permite, porque la vida no se detiene, en retomar esta otra biografía que tenía iniciada  y apuntada para culminarla.

Para ello me he apoyado también en una docena de entrevistas orales realizadas a su parentesco directo como al de su esposa, una vez localizados a algunos de los integrantes de ambas sagas en la geografía más dispar: Florida (EEUU), Toledo, Murcia, Jimena de la Frontera, La Línea de la Concepción, Jerez de la Frontera, Algeciras…

Esta semblanza sobre Antonio Marina Gutiérrez y cuanto le rodeó ofrece un enorme interés por trascender el ámbito meramente localista, al igual que acontece con la de Ángeles, con la que se llevaba una diferencia de edad de veintiséis años y además coincidió en Jimena y en Ceuta como veremos a lo largo de su recorrido.

Como conclusión introductoria, este relato contribuye sobre manera a un mejor conocimiento de nuestra realidad histórica contemporánea al ser un fiel reflejo, desde otra visión  particular, de lo que ocurrió en aquella turbulenta época que la Dictadura tuvo a bien esconder por no interesarle que trascendiera.

1.- ANTONIO MARINA GUTIÉRREZEL OTRO MARINA

En esta entrada se relata la vida de Antonio Marina Gutiérrez, el mayor de los hermanos de padre ya que fue producto de una primera pareja que tuvo el cabeza de la saga, José Marina Soria.

Año 1959.Antonio Marina Gutiérrez

(Málaga 9 de diciembre de 1896-Málaga 1977).

Foto: Antonio Marina Pérez-Navarro

(Jimena de la Frontera (Cádiz) 1928).

Asimismo se desarrollan los orígenes genealógicos de sus ascendientes y descendencias a la vez que, tratados ya aquí los correspondientes a las sagas de los Marinas y de los Medinas, (Ver aquí: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/10/32092/) se abordan también en un capítulo específico algunos de los perfiles de los miembros de la rama de la que será su esposa, los Pérez-Navarro, que se vieron en parte de igual manera inmersos en la convulsión política que se vivió en la España del pasado siglo.

1.2.- ANTONIO MARINA GUTIÉRREZ Y JUAN MARINA BOCANEGRA, HERMANOS DE PADRE

Aunque Antonio Marina Gutiérrez no sea para la generación que sobrevive en Jimena de la Frontera tan conocido como lo continúa siendo en el recuerdo su hermano de padre, el médico, Juan Marina Bocanegra, sin embargo estamos ante un profundo jimenato, casado con una paisana del pueblo de entrañable y conocida familia con tres descendientes nacidos en la gaditana localidad.

Año 1968. Juan Marina Bocanegra

(Málaga 1903-1980, Jimena de la Frontera (Cádiz),

hermano de padre de Antonio Marina Gutiérrez.

Fuente: Juanín Marina Medina, Jimena de la Frontera

(Cádiz) (1941-2014 Benalmádena (Málaga).

Recordemos que Juan Marina Bocanegra, también nacido en Málaga, ejerció de facultativo rural y en la especialidad de ginecólogo en Jimena desde el año 1936 hasta 1973 en que se jubiló, falleciendo súbitamente el año 1980 en el mismo domicilio de calle Sevilla que siempre vivió de un infarto, patología heredada de su madre que igualmente le había acontecido sobre el año 1935.

Antonio Marina Gutiérrez, a pesar de los años de convivencia en común con su familia paterna, sin embargo el perfil de, como vamos a ver, adquiere, sobre todo a partir de un momento determinado, coincidente con la llegada de la IIª República, unas características propias y muy interesantes desde el punto de vista histórico para describir aquel tiempo que fue inicialmente esperanzador como finalmente dramático.

1.3.- JOSÉ MARINA SORIA, CABEZA DE LA SAGA DE LOS MARINAS

El padre de Antonio Marina Gutiérrez, como de la restante saga familiar, fue: José Marina Soria, aborigen de Revilla de Calatañazos (Soria) perteneciente a la comarca de Tierra de Cameros, a caballo entre las provincias de Logroño, Burgos y Soria.

José Marina Soria, el padre, era hijo de Juan Marina Plaza y de Gregoria Soria y Blanco, naturales de Fuente Cantos (Badajoz)

Año 1898. José Marina Soria,

(Revilla de Calatañazor (Soria)1872- 1940, Barcelona)

padre de, Antonio Marina Gutiérrez

(Málaga 1896-Málaga 1977). Foto: Salvador Marina Benítez

En el último tercio del  siglo XIX, José Marina Soria, contando con 12 años, desde su soriana localidad natal, Revilla de Calatañazor (Soria), que entonces tenía 145 vecinos, partió con rumbo a Vélez-Málaga, al objeto de establecerse en esta localidad para ganarse el sustento y hacer dinero, empezando como aprendiz en la fábrica textil que poseía un tío suyo.

Fronterizo a los límites geográficos estrictos de la Comarca Tierra de Cameros, siempre se sintió un camerano más entre aquellos que emigraron con ese mismo espíritu para hacer negocio y fortuna en el Sur de España, y así le fue transmitido a su descendencia, que en su tercera generación me ha sido trasladado.

No fue un caso único en esta ruta migratoria, sino que hubo otros tantos con el mismo origen y destino que la habían experimentados, fundamental para explicar la Málaga del siglo XIX así como para que tuviera lugar en esta capital andaluza el primer foco de industrialización de importancia en España.

2.- OTROS ORIUNDOS DE TIERRA DE CAMEROS QUE LLEGARON A MÁLAGA

2.1.- MANUEL AGUSTÍN HEREDIA MARTÍNEZ

Quizás sabiéndolo, o ignorándolo, José Marina Soria, siguió varias décadas después, los mismos pasos realizados por Manuel Agustín Heredia, nacido en Rabanera de Cameros, La Rioja, 4 de mayo de 1786uno de los grandes capitalistas e innovadores del siglo XIX.

Año 1821. Manuel Agustín Heredia Martínez

(Rabanera de Cameros, La Rioja, 4 de mayo de 1786 –

Málaga, 14 de agosto de 1846). Fuente: Wikipedia.

Llegó a Vélez-Málaga, en este caso a la edad de quince años, sucediendo el año 1801. Se había desplazado con el mismo propósito que luego lo haría Marina Soria: satisfacer sus deseos de progreso y futuro que no podía conseguir en su tierra natal de La Rioja.

Manuel Agustín Heredia, antes de montar su emporio empresarial en Málaga, empezó como dependiente en una tienda de la citada localidad axárquica, hasta acabar en la capital malagueña haciendo fortuna y grandes negocios, unos propios y otros con los Larios.

2.2.- LOS LARIOS

En la misma dirección, la familia de los Larios, con el cabeza de la saga doblemente enviudado, Pablo Larios de las Heras (Laguna de Cameros, 1755-1824, en Málaga) provenía de la parte riojana de la comarca de Cameros. Su localidad natal contaba a inicio del siglo XIX con 550 habitantes y en la actualidad con 139.

Una vez llegados al litoral andaluz, al igual que Manuel Heredia Martínez, a principios del siglo XIX, los Larios se repartirían en una clara estrategia empresarial entre Málaga, Gibraltar y Cádiz, teniendo inicialmente como ejes principales de su actividad lucrativa: el comercio exterior, el contrabando y la concesión de préstamos.

En 1784, se había casado el referido patriarca de los Larios con Manuela de Llera y García. De este matrimonio nació, Manuel Domingo Larios de Llera (Laguna de Cameros, 1785-1830, en Málaga)

Este cabeza de la saga, enviudó y volvió a casarse, también en la misma localidad camerana, esta vez con Gregoria Herreros de Tejada y Sáenz de Tejada. De este segundo matrimonio, nacieron: Pablo, (Laguna de Cameros, 1793-1869, en Gibraltar), Juan (Laguna de Cameros, 1796-1867 en Málaga), Martín, (Laguna de Cameros, 1798-1873 en Paris), el que sería a partir de 1865 el primer marqués de Larios  (el nombre Martín responde al del abuelo paterno pero también a que nació el 11 de noviembre, día de San Martín de Tours) y Pascuala Larios Herreros (Laguna de Cameros, 1799-1882 en Cádiz)

Martín Larios Herreros,(Laguna de Cameros,

1798-1873 en Paris) Iº Marqués de Larios,

cuarto hijo del cabeza de la saga,

Pablo Larios de las Heras (Laguna de Cameros,

1755-1824, en Málaga)

El padre y jefe de la saga, Pablo Larios de las Heras, junto al hijo mayor, Manuel Domingo Larios Llera, de la primera esposa, y el segundo, Juan Larios Herreros, de su segundo matrimonio, se establecerían en Málaga capital.

Por otro lado, sus hijos, Martín y Pablo Larios Herreros, residenciarían en Gibraltar.

Al igual que la hija, Pascuala Larios Herreros, que se casará en 1826 con su primo hermano, Juan de Dios Lasanta Herreros, (Laguna de Cameros, 1796-1863 en Cádiz), también nacido por tanto en la misma localidad, se hará cargo de la sociedad, “Martín Larios Lasanta y Cía”, como sucursal de los Larios de Málaga y de Gibraltar en Cádiz para el comercio portuario y la concesión de préstamos.

A la muerte del padre y hermano mayor en Málaga, el cuarto hijo, Martín Larios Herreros, regresó desde Gibraltar a Málaga a hacerse cargo de los negocios de la familia en esta capital, en tanto su hermano Pablo continuó ya como cabeza empresarial y de la rama familiar del Peñón.

No hay que obviar que la fuerte inversión de los Larios en la industrialización de Málaga, así como en la de las colonias agrícolas del Campo de Gibraltar, se debió al concierto de ambas ramas de la saga, la malagueña y la gibraltareña.

Martín Larios se casó en Málaga con su sobrina, hija mayor de su hermano mayor, Margarita Larios Martínez de Tejada (nacida el 25 de agosto de 1812 en Málaga-1892 en Málaga), ambos contrajeron matrimonio el 11 de abril de 1831, en esa endogamia existente en familias acaudaladas para proteger el patrimonio, para lo que necesitó dispensa papal, En 1865 le fue otorgado en 1865 por la reina, Isabel IIª, el título de Iº marqués de Larios.

Por tanto, la venida a Málaga de emigrantes con espíritu empresarial e innovador, del entorno Tierra de Cameros, fue muy común en aquel tiempo pero no fue solo de las familias mencionadas Marina Heredia y Larios.

También aconteció con:

3.3.-LOS FÉLIX SÁENZ

Félix Sáenz Calvo, nacido de  familia humilde en 1859 en la localidad riojana de San Román de Cameros donde se formó comercialmente, también fue otros de los que decidió emigrar. En 1877 marchó a la ciudad de Málaga, ya con 18 años, tras recalar en Úbeda cuatro años antes donde se inició en el sector, empezando a trabajar de dependiente en un comercio de un familiar, Matías Benito Sáenz, situado en la malagueña calle Nueva.

En 1883, se asoció con José Jiménez y crearon la firma “Jiménez y Sáenz Calvo” en la citada calle. A partir de 1886, se estableció en la calle Sagasta, sita en el entorno del mercado de Atarazanas, asociado con un tío suyo José Sáenz, con el que creó la sociedad, “Félix Sáenz Calvo S.C.”, que existiría hasta 1902. Falleció en Málaga, el año 1926 casado pero sin descendencia.

Félix Sáenz Calvo (1859-1926), igualmente procedente de

Tierra de Cameros, patriarca de una saga de comerciantes

malagueños cuya descendencia siguió con los almacenes

Félix Sáenz en la plaza que lleva este nombre, antes Alhóndiga,

lugar de gran actividad mercantil donde decidió construir

un edificio de estilo modernista cuyo arquitecto fue 

Manuel Rivera Vera que terminó las obras hacia 1914Foto:

Diario Sur. Ana Pérez Bryan. Edición, 15.01.2017.

Casual y significativo resultará que este personaje de origen cameronés entronque en una de sus iniciativas empresariales con el hijo del descendiente que también procedió de esas tierras, Antonio Marina Gutiérrez, columna central de este relato, cuando acompañada de su familia, esposa Julia Pérez Navarro, y sus dos hijos, Pepito y Antoñito, como veremos en el capítulo siguiente, se trasladen a vivir al capitalino barrio de La Malagueta, a un inmueble muy singular situado frente a la plaza de toros y cercano al Palacio Miramar.

Edificio proyectado por el afamado arquitecto,

Fernando Guerrero Strachan, en Paseo Reding,

frente a la plaza de Toros de la Malagueta, que mandó

construir el cameronés, Félix Sáenz Calvo, donde

finalmente se fue a vivir, Antonio Marína Gutiérrez con su familia.

Se trata de una de esas bellas casas que se edificaron en 1922 por el constructor, Antonio Baena Gómez, sito en Paseo de Reding, nº 37-39 y 41-43, proyectado por el famoso arquitecto malagueño, Fernando Guerrero Strachan, “el Gaudí de Málaga”. Le llamaban los pisos de Félix Sainz, al ser precisamente el titular de la edificación este, Félix Sáenz Calvo.

3.4.-LOS GÁLVEZ

Igual sucedió con José Gálvez Andújar (1829-1901 en Málaga), que en el primer tercio del siglo XIX llegó desde la sierra de Cameros a Málaga donde contactó con las familias, Larios, Heredia y Salamanca, trabajando poco tiempo después en la oficina del ferrocarril, Málaga a Córdoba.

Se casó con la malagueña, Carmen Ginachero Vulpius.

José Gálvez Ginachero (1866 en Málaga -1952 en Málaga)

Tuvieron como hijo al doctor, José Gálvez Ginachero (1866 en Málaga -1952 en Málaga), ilustre ginecólogo, con plaza en el Hospital Civil, alcalde de Málaga en el periodo de la dictadura de Primo de Rivera, 1923-1928. Dio nombre al emblemático hospital que sigue abierto junto a la catedral. Su hija, Josefina, se casó con el capitán rebelde, Carlos de Haya, y la otra, María del Carmen, con el asimismo piloto sedicioso, Joaquín García-Morato, cuyos restos, emulando a los del general Gonzalo Queipo de Llano, se encuentran aún en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen del barrio del Perchel, donde la virgen de la cofradía de La Misericordia luce en el pecho su Cruz Laureada de San Fernando por sus acciones bélicas durante el levantamiento armado de 1936.

3.4.-LOS GÓMEZ

De ese mismo origen migratorio eran, Juan y su hermano, José Agustín Gómez García (nacidos ambos en Villanueva de Cameros), industriales del textil y antecesores de los almacenes, Gómez Raggio.

Los dos hermanos, Juan y José Agustín Gómez García, nacidos en Villanueva de Cameros, parte riojana de Tierra de Cameros, emigraron a Málaga y crearon en torno a 1860 la empresa de comercio textil, “Casa Gómez Hermanos”. Estuvo situada en calle Especerías. En 1925 se trasladó a calle Larios, número 10. José Agustín, se casaría con Concepción Mercado Aguirre, teniendo seis hijos: Agustín, Juan, Francisco, José, Trinidad y Josefa Gómez Mercado. El hijo, José Gómez Mercado, fue empresario, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Málaga (año 1930) y presidente del Club de Fútbol, Málaga. En cuanto al otro hermano que vino de Cameros, Juan Gómez García, llegó a ser en el año 1862 el primer presidente del Círculo Mercantil,  teniendo una hija, Trinidad Gómez Supervielle, que se casó con Salvador Álvarez Net, también relacionado con el comercio textil, propietario de los almacenes Álvarez Fonseca, situados en la calle Nueva hasta que cerraron a principios de los años 80 del pasado siglo. Fuente: Cementerio Histórico San Miguel. Ayuntamiento de Málaga.

Antonio Mata Gómez (1926 en Málaga-2003 en Málaga), fue también farmacéutico de Jimena de la Frontera (Cádiz) durante el periodo, 1952-1960, con antecedente familiar originario en Tierra de Cameros. Foto: Familia Mata Lastres.

Asimismo, con antecedentes en Sierra de Cameros, figura, el farmacéutico malagueño, Antonio Mata Gómez, personaje polifacético, destellando también en el campo del deporte y del flamenco, que ejerció en la localidad de Jimena de la Frontera, en el periodo 1952 a 1960, donde se casó, con botica en la misma calle Sevilla donde tuvo la consulta el médico, Juan Marina Bocanegra. Se trasladó a continuación al establecimiento farmacéutico sito en Canillas de Albaida. Su padre, Antonio Mata Vergel, fue el fundador y titular de la Farmacia Mata de calle Larios.

Su bisabuelo, Felipe Gómez de Tejada, comerciante, había nacido en la riojana localidad de Lumbreras de Cameros, llegando primero a Granada, al borde de la mitad del siglo XIX, y luego a Málaga.

La farmacia más antigua de Málaga. Fundada en 1886 por el abuelo de Antonio Mata Gómez, de nombre, Bonifacio Gómez Martínez, aún permanece abierta en el mismo lugar, calle San Juan, permaneciendo las mismas vitrinas y mobiliario de su inauguración, siendo regentada a la fecha que a continuación figura por José Manuel Páez que se casó con una nieta de Bonifacio. Foto: Diario Málaga Hoy. Ángel Recio. 

El abuelo de Antonio Mata Gómez, por parte materna, Bonifacio Gómez Martínez (nacido 05/1857 en Granada y fallecido, 23/08/1947, en Málaga) también fue farmacéutico. Sus dependencias en calle San Juan, es una de las más antiguas de la capital. La fundó en 1886 y aún permanece abierta.

3.5.-OTROS APELLIDOS MALAGUEÑOS “CAMERANOS”

En el mismo sentido, otros apellidos que abundaron en Málaga, como los Sáenz de Tejada, los Llera, Bosalongo, Martínez, y De la Cámara, en su mayoría comerciantes de tejidos son oriundos cameranos. Incluso, “el presbítero, Don Antonio Domínguez Fernández, dedicado entre nosotros, aparte de sus menesteres religiosos, al préstamo dinerario, era de Rabaneda de Cameros”; o sea, del mismo pueblo donde nació, Manuel Agustín Heredia Martínez.

3.6.- CÁDIZ Y HUELVA

Si por igual estudiamos la actividad comercial y naviera desarrollada en el puerto de Cádiz, nos encontramos con personajes que llegaron a formar una burguesía local asimismo procediendo en origen de esa tierra riojana, como el ya citado, Juan de Dios Lasanta  Herreros (Laguna de Cameros 1796-1863 en Cádiz) o Miguel Martínez de Pinillos, oriundo de Villa Nieva de Cameros.

E incluso, si se me apura, cito a un personaje que llegó a ser célebre en la actividad portuaria en Huelva.

También los padres del premio Nobel de Literatura, Juan Ramón Jiménez, (1881 en Moguer y fallecido en 1958 en Puerto Rico) eran oriundos de Tierra de Cameros desde donde emigraron a Huelva. Foto: Wikipedia. 

También destaca en esa emigración económica procedente de la Tierra de Cameros, Víctor Jiménez Jiménez,  nacido en Nastares de Cameros en 1828, que arribó con la familia a Huelva donde llegó a ser banquero y afamado comerciante de vinos. Tras casarse con la oriunda de Osuna, Purificación Mantecón López-Parejo, fue el padre del premio Nobel de Literatura galardonado en 1956, Juan Ramón Jiménez (nacido en 1881 en Moguer y fallecido en 1958 en Puerto Rico)

4.- EL REINADO DE CARLOS III

4.1.- LA MESTA

El flujo migratorio de estos emprendedores, como José Marina Soria, desde la misma comarca riojana y castellana, aunque en distintas fechas, con destino a Málaga y a otros puertos, fue debido a que entró en crisis la ganadería ovina de la raza merina de carácter trashumante que generaba la riqueza en la zona “camerana”; bien, gracias a la venta de la carne, al comercio de la lana o a la artesana textil de paños.

Durante el reinado de Carlos IIIº se puso fin a los privilegios reales que gozaba la Mesta a favor del fomento de la agricultura en primer lugar y, a continuación, del comercio; de ahí la entrada en crisis y decadencia de ese entorno geográfico, dando explicación al proceso migratorio masivo que hubo.

4.2.- LOS GÁLVEZ DE MACHARAVIAYA Y EL COMERCIO EXTERIOR

Carlos IIIº (20 de enero de 1716, Madrid14 de diciembre de 1788, Madrid) el monarca que inició la modernización de España, retratado hacia 1765 por Antón Raphael Mengs (1728-1779). Museo del Prado. Wikipedia.

Tanto Carlos III (1716-1788) que reinó en España en el periodo: 1759-1788, su hijo Carlos IV (1748-1819) que le sucedió en la Corona (periodo 1788-1808), las Cortes de Cádiz (1810-1814) que vinieron a continuación como el trienio liberal (1820-1823), legislaron a favor de la agricultura (cereal, olivar y viñedos, principalmente) en contra de las prebendas a la ganadería.

Más tarde, para un sector privado capitalista en fase de formación, este sector agrícola en expansión se vio favorecido por las desamortizaciones, sobre todo de Mendizábal (1836-1837) y Madoz (1854-1856) que afectaron a los bienes de la iglesia y de los ayuntamientos.

También sucedió, porque en 1920 la ley de desvinculación se puso fin al mayorazgo (norma que obligaba a que la herencia de los nobles fuera testamentada solo a favor del primogénito, que además tenía prohibido su venta o segregación) propició que grandes propiedades latifundistas nobiliarias pudieran ser objeto de tráfico de mercado, acabando, todo ello, con las improductivas tierras en “manos muertas” y con el fuerte endeudamiento que arrastraban las familias señoriales que les impedía reinvertir o derrochar sus patrimonios en gastos de consumos y suntuarios.

José de Gálvez y Gallardo, (2 de enero de 1720, Macharaviaya-17 de junio de 1787) abogado, marques de Sonora. Nacido en 1720 en el malagueño pueblo de Macharaviaya y fallecido en 1786 en Aranjuez donde estaba establecida la Corte. Fue Secretario de Estado y ministro de las Indias con Carlos IIIº. A él se debe el “Reglamento y Aranceles para el Comercio Libre de España e Indias” (de 12 de octubre de 1778) que acabó con el monopolio de los puertos de Cádiz y de Sevilla, dando paso al incremento comercial que se originó desde el puerto de Málaga, favoreciendo las exportaciones de sus vinos, aceite, naipes (al que otorgó a su pueblo natal el monopolio de su producción para todo el imperio español), pasas, higos, seda etc. e importaciones de materias primas del continente americano, siendo la base para la ulterior industrialización que llevaron a cabo, los Heredias, Larios, Lorings… José de Gálvez fue asimismo el promotor del proyecto de las Reales Fábricas de Artillería de Jimena de la Frontera, que funcionó durante doce años, entre 1777 y 1789, y que ante la imposibilidad de tomar Gibraltar a los ingleses sirvió su producción armamentística para ayudar a su sobrino, Bernardo de Gálvez y Madrid (1746-1786), militar y gobernador de Luisiana, en la batalla de Pensacola, en la zona de Florida, para el logro de la independencia de EEUU con respecto a su metrópolis, Gran Bretaña. Miguel (1725-1792), hermano de José, fue asimismo ministro plenipotenciario en Berlín y San Petersburgo e hizo penetrar el vino de Málaga en esos mercados, obteniendo el agradecimiento de la familia de los zares de la realeza rusa por la buena calidad de los mismos. Imagen: Diario Sur.

En el mismo sentido, en esa etapa que se inicia con Carlos IIIº, se propiciaron otras medidas de liberalización del comercio exterior y el fomento de nuevos cultivos, como la caña de azúcar, que prácticamente había desaparecido desde la etapa musulmana.

En el municipio de Jimena, estas medidas favorecieron que pasada la mitad del siglo XIX, año 1869, los Larios adquirieran tierras de la endeudada casa Ducal de Medina Sidonia, el gran propietario del municipio, y con ello se dio paso a la constitución de las colonias agrícolas del Tesorillo y Buceite.

1.3.1.- JOSÉ MARINA SORIA EN MÁLAGA

En ese contexto y siguiendo la misma ruta y comportamientos de paisanos camerones anteriores, José Marina Soria, padre de Antonio Marina Gutiérrez, pasó de dormir como cualquier peón en el almacén de su tío en Vélez Málaga, adonde llegó en el último tercio del siglo XIX contando con 12 años, a acabar, tras la muerte de su titular, haciéndose cargo del negocio.

Marchó posteriormente a Málaga, logrando con suerte y esfuerzo ampliar sus actividades empresariales en negocios lícitos y otros no tan legítimos, como el comercio de contrabando con Gibraltar o de prestamista a cambio de intereses usureros, muy propios de la época.

Encontrándose viviendo ya en Málaga, José Marina Soria, el 9 de diciembre de 1896, tuvo un hijo, Antonio Marina Gutiérrez -el sujeto central de esta biografía- con la malagueña, María Gutiérrez Maese, que murió en el parto, haciéndose el padre cargo del menor.

La fallecida, María Gutiérrez Maese, era hija de Cristóbal Gutiérrez Muñoz y de Antonia Maese, ambos naturales de Málaga.

Tags:


Acerca del Colaborador

Ignacio Trillo



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al Principio ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Convocatoria Cívica

ACEPTAR
Aviso de cookies